Los fisioterapeutas explican en un videoconsejo qué estilo de natación es el más conveniente.

La natación puede ayudar a prevenir o mejorar lesiones, sin embargo hay que saber qué estilo es el que más conviene. Así, nadar a mariposa está contraindicado si se tiene algún problema de espalda ya que esa postura genera un incremento en la curvatura de la columna vertebral nada beneficioso, y además, puede generar lesiones en el manguito de los rotadores (conjunto de músculos y tendones que proporcionan estabilidad al hombro).

En este sentido, los expertos recomiendan nadar siguiendo uno u otro estilo según la patología que se sufra. Por ejemplo, si se tienen problemas cervicales, aconsejan nadar a crol con la cabeza fuera, a crol normal, a espalda normal y, sobre todo, a braza, si se trata de una rectificación, y a espalda con la barbilla cerca del pecho si se sufre hiperlordosis.

Para las personas que padezcan hipercifosis dorsal recomiendan nadar a crol con la cabeza fuera, sin hiperextensión cervical, o a espalda con la barbilla alejada del pecho.

Asimismo, en caso de patología lumbar, aconsejan nadar a crol con la cabeza dentro, y en caso de hiperlordosis, realizar todos los ejercicios de espalda y braza vertical. Además, si se tienen problemas de hombro, hay que evitar los estilos crol y espalda y nadar al estilo braza.

Estas son algunas recomendaciones lanzadas, con motivo del periodo vacacional por los Colegios Oficiales de Fisioterapeutas del País Vasco, Madrid, Cataluña y Navarra, dentro de su campaña de prevención de lesiones ’12 meses, 12 consejos de salud’. Acompañando a la campaña han lanzado un vídeo, al que se podrá acceder a través de la nueva web del colegio ‘www.cofpv.org ‘o a través de su cuenta de youtube, que ayuda a saber qué estilo elegir si se sufren patologías específicas.